BELÉN PASO A PASO

AGUA

En cualquier belén se puede poner agua natural. Este debe quedarte bien claro, ya que puedes poner desde un simple charco, laguna o balsa hasta fuentes, ríos y cascadas.

Para hacer un charco o estanque, basta con que pongas un recipiente adecuado de plástico, loza o cristal (una ensaladera, por ejemplo), poniendo chinarros o piedrecitas en el fondo, cubriendo los bordes con piedras, musgo y pequeñas matitas, y llenando finalmente el recipiente con agua. Conseguirás algo muy bonito y real, y tendrás agua natural en tu belén.

Es muy importante que el musgo que recubra los bordes del recipiente no esté nunca en contacto con el agua, ya que transmitirá la humedad a la tierra de su alrededor, formando unas manchas que afearán el conjunto y además te vaciará el recipiente de agua.

Ficha07_1

Si quieres hacer una fuente con agua en movimiento, hacen falta más medios y habilidad. Actualmente hay en el comercio fuentes de todo tipo, de circuito cerrado, con motor y enchufe eléctrico incorporados. La inversión es mayor, pero suelen durar varios años y son muy decorativas.

Para hacer el río, con su nacimiento de agua, hace falta lo siguiente: Una bomba de circuito cerrado (la puedes encontrar en cualquier establecimiento que venda peceras), tubos de macarrón de plástico, y algún recipiente que te sirva de depósito de agua. Este depósito deberás ponerlo debajo del desagüe; en el recipiente pondrás la bomba que elevará hasta el nacimiento del río por medio del tubo de plástico o goma. Es muy importante que el recipiente tenga capacidad suficiente por dos motivos: la bomba debe estar siempre sumergida en el agua mientras funcione, de lo contrario se puede quemar el motor; en segundo lugar el recipiente debe ser lo suficientemente grande para contener toda el agua del circuito, una vez desconectada la bomba, para evitar que se derrame por el suelo.

El cauce del río se puede formar con techopán, cubriendo todo su recorrido con hule de plástico transparente bien encolado con cola de contacto, y finalmente dando la forma adecuada con cemento. Una vez seco lo pintas en tonos verdosos y … a correr el agua. Procura que las juntas del desagüe queden perfectamente encoladas y selladas (se puede recurrir a la silicona) con el fin de evitar fugas. Nunca hagas correr el agua sin que el conjunto esté perfectamente seco.

Ficha07_2Si quieres hacer una cascada, lo más sencillo es poner sobre el belén, disimulando en parte por las montañas, un barreño de plástico de color azul o verde, de modo que una parte del mismo quede oculto, para situar el motor, y la otra parte a la vista para hacer la balsa o estanque. Con un poco de arte, formas el cauce de la cascada con cemento, procurando abultar los bordes para que el agua no se salga. De este modo, el mismo recipiente te servirá de depósito y de estanque.

Por último si desea hacer una cascada que siga en el río, no te desanimes, porque esto suele ser más complicado de lo que parece.

Se prudente y no enfades al ama de casa con inundaciones y humedades nefastas. Los medios son los mismos que para lo apartados anteriores, pero se requiere más técnica y habilidad.

No olvides que un belén con agua siempre es más bonito, mucho más bonito.

MATERIALES NECESARIOS

  • Cemento.
  • Hule de plástico trasparente.
  • Tubos de goma o plástico.
  • Cola de contacto.
  • Motor de circuito cerrado.
  • Recipientes.
  • Silicona.

Print Form

Imprimir esta página

Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11

8 respuestas a Belén paso a paso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *